Blog Terrores Por fin llegó a nuestras pantallas Intruders, la última película de Fresnadillo muy bien acompañado por Clive Owen y Pilar López de Ayala. Las expectativas eran altas y la película no me ha defraudado aunque no es la típica película de género sino un estudio minucioso sobre el origen y la transmisión del terror. Os recuerdo, para los que no la hayáis visto, que ya hay una entrada anterior en este mismo blog sobre la película: “Intruders” dirigida por Fresnadillo y protagonizada por Clive Owen. Avance, tráiler en español, cartel, las mejores imágenes y primeras críticas. Pero pasemos ya a la crítica de la película.

Imagen de "Intruders" de Fresnadillo. Terrores infantiles
Imagen de “Intruders” de Fresnadillo. Terrores infantiles

El terror en la infancia

Fresnadillo pone el dedo en la llaga al mostrarnos como son los padres y la propia educación (con esos cuentos como ejercicios literarios en la escuela) los que introducen al niñ@ en el terror. La figura del monstruo está siempre presente en este género literario y encarna el mal y lo inexplicable, en este caso Cara-hueca es un monstruo muy humano pues desea ser amado pero al carecer de identidad sabe que es imposible (esta es su motivación por lo que intenta robar la identidad de los niños). Cuando el niño no puede explicar un hecho dramático y los padres le ocultan (para protegerle en teoría) la realidad el niño lo explica a través de esta figura. Es una teoría un tanto freudiana: cuando se verbalice (o se conozca la verdad) el problema se resolverá por sí sólo. Retrata, por otra parte, el poder y los peligros de la imaginación.