Crítica, sin spoilers, del cómic «The Nice House on the Lake». Terror apocalíptico: Edgar Allan Poe, Buñuel y redes sociales


Acaba de salir a la venta en España el primer número del cómic The Nice House on the Lake, un pequeño pero prometedor aperitivo de lo que nos puede deparar esta miniserie de 12 números. James Tynion IV y el español Álvaro Martínez Bueno vuelven a formar equipo (ya lo hicieron en La Liga de la Justicia Oscura) para regalarnos otra pequeña joyita a los amantes del terror que bebe de fuentes clásicas como Edgar Allan Poe y el mismísimo Luis Buñuel pero situadas en un escenario muy actual. En esta entrada encontrarás su crítica sin spoilers (que iré actualizando según vayan saliendo los sucesivos números), la sinopsis, la portada y las mejores imágenes del cómic.

Portada de "The Nice House on the Lake", por Álvaro Martínez Bueno
Portada de The Nice House on the Lake, por Álvaro Martínez Bueno

Sinopsis de The Nice House on the Lake

Todos los invitados a la casa conocen a Walter. O, al menos, lo conocen un poco. Tras el año más difícil de sus vidas, nadie iba a rechazar una invitación para disfrutar de una hermosa mansión en el bosque, con vistas a un enorme y precioso lago. ¿Aguantar las manías de Walter a cambio de las mejores vacaciones de sus vidas? ¿Quién va a negarse a algo así? Es el momento de reconectar con los amigos. Es el momento de descubrir una nueva manera de entender el cómic de terror moderno. De la mano del guionista ganador del premio Eisner James Tynion IV y de su compañero en Batman: Detective Comics, la estrella española Álvaro Martínez Bueno.

Fuente: ecccomics.com
Terror apocalíptico en The Nice House on the Lake

Crítica de The Nice House on the Lake

Este primer número es un prometedor comienzo de la miniserie, consigue enganchar al lector planteando una revisión actualizada de clásicos como el cuento de Poe La máscara de la muerte roja o la gran película El ángel exterminador (1962) del gran Luis Buñuel. También puede recordar, hasta cierto punto, a la reciente Tiempo (2021) de M. Night Shyamalan (muy superior el cómic que ya analizamos a la película). No sabemos todavía si la trama se desviará mucho de estos referentes pero el planteamiento inicial bebe claramente de ellos. Iremos actualizando la entrada según vayan apareciendo más números.

En primer lugar me gustaría destacar al guionista James Tynion IV que por fin ha logrado un reconocimiento al ganar el premio Eisner este mismo 2021. Alumno del controvertido Scott Snyder (que nos ha regalado excelentes cómics de terror a los aficionados), ha firmado excelentes etapas del Caballero Oscuro, poco reconocidas hasta ahora. Por otro lado tenemos al notable artista español Álvaro Martínez Bueno situado ya entre los dibujantes top del cómic norteamericano. Finalmente, hay que destacar también el pictórico colorido de Jordie Bellaire que consigue dotar al cómic de la atmosfera necesaria para un relato de terror.

La intelectual, el informe ¿de Walter?, un extraño símbolo y las medidas COVID

El diseño gráfico está claramente influenciado por Jonathan Hickman, con todos esos misteriosos signos con los que se identifica cada personaje o el uso de «documentos» complementarios que añaden información a la trama. Correos electrónicos y pantallazos de redes sociales actualizan el contexto de la historia y están perfectamente justificados por su importancia narrativa. Son detalles que contribuye al realismo de la historia. Una historia que podría sucedernos a cualquiera de nosotros tras una noche de copas. La historia, además, se sitúa en el período de la pandemia actual del que todavía no acabamos de salir: mascarillas y medidores de temperatura así nos lo indican. El propio Álvaro Martínez, en la interesante entrevista publicada en el reciente número 33 de la revista de ECC, confiesa que la idea de la trama es anterior al estallido de la pandemia pero que optaron por mostrar pequeños guiños que la contextualizaran en este momento.

Los personajes son complejos, realistas y están bien desarrollados, suponemos que en cada número se irán centrando en uno de ellos (el primero dedicado a «la artista»). Esta estructura recuerda bastante a la pionera y mítica serie Perdidos. La narración, por otra parte, alterna entre el presente y un futuro caótico que suponemos más o menos cercano.

Toda la trama gira alrededor del misterioso Walter y su invitación

Es significativo el cambio del castillo medieval del relato de Poe por la casa posmoderna del cómic, aunque siguen siendo símbolos y hogares aislados de la clase alta de la sociedad. Walter, ese misterioso desconocido, es el nexo común entre todos los personajes y el enigma central de la trama. Parece una figura algo más que humana, muy poderosa, que recuerda al diablo o al mismísimo Dios que hubiera decidido que era la hora del Apocalipsis aunque también podría tratarse de una entidad alienígena en la línea de la actualización de la trama ya comentada.

En definitiva, un cómic fascinante con un guion sólido que toma y actualiza referentes clásicos muy pertinentes para la situación en la que vivimos. El apartado gráfico, tanto el dibujo como el color, es notable y potencia la historia. Futuras entregas nos desvelarán si esta miniserie cumple con las expectativas generadas en su inquietante primer número o baja el nivel. Sea como sea, en esta misma entrada te lo contaremos. Así que no te lo pierdas y ¡suscríbete gratis al blog!

Puntuación: 4.5 de 5.
Cada personaje tiene asociado un símbolo gráfico, en esta ocasión la «artista». Recuerda inevitablemente a Hickman